Rinoplastia: 5 cosas que debes saber.

La rinoplastia es una técnica de cirugía plástica y estética que tiene varios decenios de antigüedad, y que no deja de evolucionar para crear formas, cada vez más efectivas, de intervenir y llevar a cabo su misión.

Te dejamos aquí algunos tips que debes conocer sobre estas intervenciones.

1) La Rinoplastia se realiza con una anestesia general, para mayor efectividad y eficacia en el trabajo del cirujano.  Lo más habitual suele ser hacer noche en el hospital y seguidamente hacer una consulta.

2) Recuperación. Para la correcta recuperación de la rinoplastia solemos recomendar un reposo relativo de al menos diez días para que pueda cicatrizar adecuadamente, evitando exponer la parte afectada al sol.

3) Resultado: el resultado definitivo de la rinoplastia tiende a tardar bastante tiempo. Se empieza a apreciar a los 30 días, y en algunos casos puede darse un acorchamiento transitorio de la base nasal o la columela debido a su sensiblidad.

4) Mejora de las vías respiratorias. De una operación de rinoplastia no depende enteramente la mejora de las vías aéreas y la respiración. En ocasiones, y por valoración del cirujano plástico y estético, como el Doctor Torres Corpas, puede darse la necesidad de una septoplastia, en la que sí se afectaría a la capacidad de respiración y así mejorarla.

5) Con una rinoplastia adecuada y valorada por el cirujano puede tratarse la desviación nasal, la forma de la punta de la nariz  (gruesa, caída, bífida, cuadrada), el tamaño de las narinas (orificios), el puente o el cartílago y otras asimetrías.

 

Por lo tanto una rinoplastia es una operación de la nariz que puede abarcar muchos puntos dentro de la estética y también tener una finalidad de reconstrucción en casos de accidentes, mutilaciones, aplastamientos y otras circunstancias que puedan darse.

A %d blogueros les gusta esto: