El  postoperatorio en cirugía estética y plástica.

El postoperatorio en cirugía estética y plástica: consideraciones

La cirugía plástica y estética tiene su mayor índice de peticiones de intervención por parte de pacientes hacia los meses que comprenden el periodo primaveral. Esto se debe, esencialmente, a que se desea aprovechar esos meses para tener tiempo a estar perfectamente en la temporada de verano, momento de mayor lucimiento personal, en los casos en los que la estética prima.

El tratamiento postoperatorio, que varía en función de cada tipo de intervención, es necesario observarlo siguiendo todas las medidas que dictamine el profesional cualificado que ha realizado la intervención y que serán esas medidas que lleven a una buena curación y cicatrización de dicho paso por el quirófano, así como de las intervenciones más ambulatorias.

La elección de esas fechas para las intervenciones también tienen mucho que ver, mediante asesoramiento por los profesionales debidamente cualificados, con la exposición a la luz solar y la influencia del calor y la molestia que puede suponer en los procesos de cicatrización.

En el caso del postoperatorio de las cirugías de intervención facial, que son de las más demandadas, junto con otras tales como la rinoplastia, la blefaroplastia y los tratamientos no quirúrgicos, su postoperatorio suele fijarse en torno al mes. A ello se une la presencia de una férula que se retirará según el criterio del profesional, pero que suele acercarse a los siete días, y los consejos de cuidado como evitar la exposición directa al sol, usar protección solar alta en la nariz o zona afectada por la intervención, y evitar las aglomeraciones de gente.
También se darán medidas como mantener la cabeza en alto y usar compresas frías en los postoperatorios de las blefaroplastias, y la advertencia de la hipersensibilidad durante un tiempo, a la luz.

En intervenciones tales como las cirugías de contorno corporal como las liposucciones, deben tratar de evitar la luz del sol directa durante el primer mes y llevar faja compresiva para disminuir la inflamación que puede presentarse en las zonas de intervención. En el caso del aumento mamario el postoperatorio suele englobar unas tres semanas y extenderse en caso necesario según criterio del especialista. Como es lógico en los primeros días y hasta las dos semanas de la intervención los pacientes deben evitar actividades que conlleven cargar peso así como elevar los brazos o los movimientos bruscos para facilitar la cicatrización.

A %d blogueros les gusta esto: