Entradas

Blefaroplastia, una de las cirugías más demandadas.

La blefaroplastia es una cirugía sutil pero que tiene unos evidentes efectos en los rostros en los que se aplica: rejuvenecimiento del rostro en general, de la mirada, aumento de la ligereza estética, más armonía…

Es una de las cirugías más demandada. Concretamente la tercera más demandada por mujeres y la segunda en hombres. Nos estamos refiriendo a la cirugía que se realiza en los párpados, y que consiste en la retirada del exceso de grasa y piel que se halla en éstos.

Con esta cirugía se permite corregir la caída de párpados superiores, las bolsas de ambos, superiores e inferiores y se consigue un aspecto mucho menos cansado y vital. Cabe decir que, al contrario de lo que se suele creer, no es la cirugía encargada de la rectificación estética de las llamadas “patas de gallo”, que permite eliminar totalmente este tipo de arruga. Ese efecto estético es competencia de otras técnicas distintas.

En el caso de la blefaroplastia, deben tenerse en cuenta diversos aspectos que serán advertidos por el especialista antes de llevarlo a cabo: antecedentes de alta presión arterial, de desprendimiento de retina o glaucoma, enfermedades cardiovasculares, alteraciones tiroideas o diabetes, todos estos, son factores que suponen un riesgo a la hora de realizar dicha operación estética y que deberán ser ponderados para proceder con la operación.

En condiciones ideales, la operación dura entre una y tres horas, con anestesia local y rara vez, general. Las alteraciones producidas por la grasa en los párpados superiores es retirada con una intervención en las líneas de los párpados y bajo las pestañas en el caso de las inferiores. A través de estas incisiones apenas visibles, se retirará el excedente.

Cabe decir que los efectos posteriores, durante la recuperación incluyen hematomas en los ojos, que desaparecerán con el tiempo y los puntos, que se retirarán entre 5 y 7 días después de la intervención.

Requiere un breve periodo de descanso obligatorio de la vista, nada de lentillas en dos semanas, y la vuelta al trabajo en diez días aproximadamente. Se recomienda el filtro solar en los párpados y llevar gafas de sol en entornos luminosos diurnos.