Mastopexia con aumento

¿Cuál es la vida media de las prótesis mamarias?

De unos años atrás, debido a la tecnología, se afirmaba que los implantes mamarios deben cambiarse cada 10 años. Pero de un tiempo a esta parte y con los últimos avances, estamos hablando de una serie de implantes que han cambiado su formulación y tiene garantía de por vida. Pero realmente las intervenciones de mantenimiento y recambio de los implantes varían mucho de un paciente a otro.

Una investigación de la FDA, la Agencia del Medicamento americana afirma que existe una tasa de rotura del 9% de las prótesis a los 10 años, lo que quiere decir que el 91% se mantienen en perfectas condiciones.

Habitualmente los motivos de cambio o intervención en un caso de aumento de pecho por implantes suelen ser:

  • Rotura del implante (teniendo en cuenta el porcentaje del que hemos hablado, acorde al estudio de la FDA)
  • La contractura capsular, que es un tipo de «rechazo» del organismo a los implantes, que en este caso genera una cápsula dura alrededor de la prótesis.
  • Circunstancias hormonales extraordinarias como la lactancia o la menopausia, que el cirujano valorará en caso de que se presenten molestias.
  • La edad de la paciente, porque si esta fue intervenida entre los 20 0 25 años, se puede realizar o valorar una intervención a los diez o quince años si hace falta un cambio o se da alguna circunstancia especial.

A esto se une que las valoraciones se realizan porque una paciente debe o se recomienda encarecidamente, que realice una revisión senológica con ecografía cada año o dos para detectar cualquier posible problema en el implante y valorar si hace falta alguna posible intervención.

Igualmente también hay que decir que la intervención para reemplazar una prótesis no tiene nada que ver con la primera intervención que se realizó en su momento sino que se hace con anestesia local y tiene una recuperación rápida tras cambiarse el implante deteriorado.

Otro caso es de la contractura capsular que se ha mencionado antes, que en este caso sí que requerirá una anestesia general y un tipo de intervención distinta.

Se suele, finalmente, decir, que si no surge ninguna complicación, no hace falta realizar un cambio de implante aun pasando 20 años.

Las revisiones periódicas son las que nos dirán si hace falta intervenir o cambiar las prótesis.

asimetría mamaria

Asimetría mamaria

Asimetría mamaria. Qué es y cómo se soluciona

La asimetría mamaria es un problema anatómico que se da en el desarrollo temprano del pecho y que es corregible mediante cirugía.

Aparece conforme en los estadios del desarrollo mamario iniciales e implica la asimetría y formación diferente de ambas mamas, quedando visiblemente una mama con mayor volumen que otra; también puede deberse a la forma intrínseca del pecho, como en el caso del pecho tuberoso o bien adquiridas, que son devenidas de extirpaciones quirúrgicas de las mamas, biopsias repetidas, cáncer de mama, nódulos de diferentes tamaños que afecten a la simetría…

Si las clasificamos, las anomalías que pueden llevar a una asimetría mamaria pueden ser:

Malformaciones congénitas en la mama: con distintos síndrome (tuberoso, de Poland). Son defectos de subdesarrollo o de ausencia de músculo pectoral mayor en un lado del cuerpo.

Malformaciones osteocartilaginosas: como la protusión en quilla o la depresión de la región esternal.

Extirpación del tejido mamario: debido a enfermedad, cirugía, a biopsias recurrentes, así como extirpación de tumores benignos o nódulos, pueden darse casos de asimetría mamaria.

En muchas ocasiones en las que el cirujano plástico y estético valore la pertinencia, viabilidad o necesidad de una intervención para solucionar la asimetría mamaria, la solución pasa por quirófano. Cada persona es un mundo y cada paciente requerirá un tipo de intervención, que varía en su complejidad. En algunos casos hay reducciones de pecho, para igualar y en otros una mastopexia de aumento donde igualar y aumentar el pecho para mejorar su efecto estético. Efecto del que no podemos sustraer en ningún momento el beneficio psicológico que un cambio en la estética puede acarrear sobre una paciente aquejada de asimetría mamaria durante mucho tiempo. Estas intervenciones con la finalidad de aliviar dicha situación benefician a la paciente porque siente que puede llevar una vida más normal en cuanto a apariencia y estética se refiere.

Este tipo de operación, siempre recalcamos, debe ser realizada por un especialista debidamente acreditado y en unas instalaciones adecuadas, con garantías y seguridad quirúrgica de alto nivel.

La recuperación de la operación será debidamente informada a la paciente por el cirujano en función de su caso, aclarando cualquier duda que pueda tener sobre los cuidados y el postoperatorio.

El Dr. Torres Corpas realiza este tipo de intervenciones, siendo un gran especialista en cirugía plástica y estética que cuenta con más de 5.000 operaciones realizadas y que atiende tanto en Málaga como en Marbella, siendo referenciado como uno de los grandes especialistas en Andalucía en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.

prótesis mamarias

¿Pueden envejecer unos pechos operados?

Una de las preguntas que más se suelen escuchar no ya en el ámbito de realizar la intervención sino es un proyección a largo plazo es la que tiene que ver con el aspecto de la mastopexia de aumento ya realizada. Es decir, ¿cuánto tiempo me va a durar este aspecto, una vez operada?

Ya hemos hablado largamente sobre la recuperación y mantenimiento, sobre cómo cuidarnos una vez nos hemos sometido al procedimiento y se ha realizado la operación. Y es que todo tiene una evolución natural.

En la cirugía plástica y estética se contemplan siembre varios factores de cara al paciente, y entre ellos está el resultado estético final. Pero no podemos engañar al tiempo y los hábitos también pueden condicionar no tanto la durabilidad sino el aspecto que vayamos adoptando.

Por ejemplo, una mastopexia de aumento puede ofrecer un aspecto más joven y atractivo (la dimensión psicológica de la operación también es importante para nosotros, puesto que la cirugía estética no es solo un asunto meramente físico, también tiene un impacto psicológico en el paciente), pero debemos esforzarnos por cuidarnos. Además la evolución natural de nuestra vida y circunstancias también influyen, entre otras cosas con lo que se refiere a embarazos, lactancia o cambios bruscos de peso que pueden suponer una drástica variación en las circunstancias fisiológicas femeninos.

A estos cambios que se pueden sufrir (o no), pero que también pueden aliviarse con un retoque estético, hay que unir la dimensión de los hábitosPuesto que los hábitos tienen un impacto directo en nuestro aspecto. Si mantenemos hábitos saludables, además de haber tenido la intervención en concreto, haremos que el aspecto sea mucho más duradero. Hábitos que no requieren grandes sacrificios, hablamos de una buena hidratación, una dieta equilibrada, no abusar de sustancias y el ejercicio físico, aun moderadamente.

Estos hábitos ya tienen un impacto directo en el cuerpo humano y ayudará a mantener un aspecto lozano y sobre todo a no perder tersura, que los músculos sigan tonificados. Esto beneficia enormemente a las prótesis ya que al estar en una zona visible, cuantos mayores cuidados nos demos, mejor, y más nos durará ese aspecto que queremos mantener.

En cuanto a la vida media de las prótesis y si hace falta cambiarlas, lo dejamos para otro post donde os daremos toda la información necesaria en función del tipo de prótesis e intervención.

 

abdominoplastia masculina

Abdominoplastia masculina

Abdominoplastia masculina

La abdominoplastia masculina es una técnica de cirugía plástica, estética y reparadora que tiene como objeto mejorar el aspecto y acabar con la presencia excesiva de grasa en la zona del abdomen.

En los hombres a partir de la cuarentena la piel y los músculos de la región abdominal comienzan a distenderse, a debilitarse, sobre todo cuando se dan ciertas circunstancias que propician cambios en el peso corporal llevando la figura a un punto en la que un hombre puede requerir una abdominoplastia masculina y, así, recuperar un aspecto más juvenil.

La abdominoplastia masculina no es un procedimiento al que recurrir de inmediato, no sin haber pasado previamente por una dieta saludable y rutinas de ejercicio para perder peso. Es en casos de presentar flacidez abdominal resultante de la pérdida masiva de peso y de la musculatura abdominal cuando puede recurrirse a este procedimiento quirúrgico, sobre todo en esos depósitos de grasa que resisten el ejercicio físico y la dieta.

Llegados a la decisión de intervención el cirujano realizará un reconocimiento previo para valorar el caso.

Los tipos de abdominoplastia masculina que se pueden presentar son:

Abdominoplastia tradicional: responde a la técnica más habitual que consiste en una incisión en la parte inferior del abdomen, se realiza una neoumbilicoplasta en la que se colocará el ombligo y se tensará la pared muscular abdominal. Se procederá a estirar la piel para conseguir así un abdomen de aspecto más firme y plano con relive, posterior, de los músculos abdominales.

Abdominoplastia extendida: es aquella que permite extraer más cantidad de grasa y piel al abarcar también los flancos abdominales y por encima de las caderas.

Mini abdominoplastia masculina o abdominoplastia parcial: abarca menos cantidad de piel y grasa excedente del cuerpo. En esta ocasión se realiza un corte sobre el pubis, reduciendo así la cicatriz posterior y no siempre se realiza un estiramiento muscular, en función del caso y la valoración del cirujano.

Lipoabdominoplastia: es una técnica que combina abdominoplastia y liposucción, y que permite eliminar abundantes depósitos grasos en el abdomen y el tronco.

Beneficios

Los beneficios son múltiples ya que, una vez se ha realizado la recuperación de esta operación el paciente verá que su figura ha mejorado notablemente, que tiene otra disposición física y a su vez ello repercute psicológicamente al aumentar la autoestima, la percepción de sí mismo y en algunos casos también la seguridad y la actitud.

lifting facial

Tratamientos más comunes de la cirugía facial

Tratamientos más comunes en cirugía facial

 

Dentro de la cirugía facial encontramos diversos tratamientos que se suelen realizar, siendo uno de los más demandados el lifting facial.

El lifting facial es un estiramiento de la piel mediante intervención quirúrgica con el fin de rejuvenecer el aspecto de la piel y la musculatura, corregir suavemente las formas y ofrecer un aspecto más joven y lozano.
Existen muchos tipos de intervenciones para la cirugía facial, como el lifting de la región temporal y de los pómulos, el del tercio medio y el del tercio medio e inferior o cervical, en el caso de querer mejorar el aspecto juvenil.

Otras técnicas más actuales evitan la conocida cicatriz de detrás de la oreja realizando suturas interiores que tensan tejidos subyacentes de la piel. Esto hace que no se tensen demasiado las cicatrices con el paso del tiempo tras la intervención.

Estas son algunas de las operaciones del lifting facial.

También tenemos la operación de Rinoplastia como una de las más demandadas para este 2021 como tendencia. La rinoplastia que tiene como objetivo corregir la forma de la nariz ya sea con un fin estético o para arreglar algún aspecto que incida en la calidad de vida de la persona, como dificultad al respirar o que presente molestias que con esta intervención pueda arreglarse. También es importante en el aspecto reconstructivo ya que la nariz puede sufrir fácilmente en caso de incidentes físicos como aplastamientos, rotura, desplazamiento del tabique, etc.

La Blefaroplastia es una intervención en la que se rejuvenece los párpados atendiendo al tejido de alrededor de los ojos (perioculares), para devolver el aspecto juvenil. Existe la blefaroplastia superior e inferior, en función de la estructura y necesidad del paciente. Es una operación además muy demandada tanto por hombres como por mujeres.

Y no queremos acabar el post sin hablar de la otoplastia, la corrección de la forma y tamaño de las orejas que también es muy recurrida y presneta además del aspecto estético un componente psicológico que hace que se recurra a ella para aliviar ese aspecto físico poco deseado pero que llama la atención.

Estos son algunos de los tratamientos comunes de cirugía facial, que, entre otros, realiza el doctor Torres Corpas tanto en Málaga como en Marbella

Si quieres más información, no dudes en contactarnos.

El postoperatorio de la cirugía plástica y estética

La cirugía plástica y estética tiene su mayor índice de peticiones de intervención por parte de pacientes hacia los meses que comprenden el periodo primaveral. Esto se debe, esencialmente, a que se desea aprovechar esos meses para tener tiempo a estar perfectamente en la temporada de verano, momento de mayor lucimiento personal, en los casos en los que la estética prima.

El tratamiento postoperatorio, que varía en función de cada tipo de intervención, es necesario observarlo siguiendo todas las medidas que dictamine el profesional cualificado que ha realizado la intervención y que serán esas medidas que lleven a una buena curación y cicatrización de dicho paso por el quirófano, así como de las intervenciones más ambulatorias.

La elección de esas fechas para las intervenciones también tienen mucho que ver, mediante asesoramiento por los profesionales debidamente cualificados, con la exposición a la luz solar y la influencia del calor y la molestia que puede suponer en los procesos de cicatrización.

En el caso del postoperatorio de las cirugías de intervención facial, que son de las más demandadas, junto con otras tales como la rinoplastia, la blefaroplastia y los tratamientos no quirúrgicos, su postoperatorio suele fijarse en torno al mes. A ello se une la presencia de una férula que se retirará según el criterio del profesional, pero que suele acercarse a los siete días, y los consejos de cuidado como evitar la exposición directa al sol, usar protección solar alta en la nariz o zona afectada por la intervención, y evitar las aglomeraciones de gente.
También se darán medidas como mantener la cabeza en alto y usar compresas frías en los postoperatorios de las blefaroplastias, y la advertencia de la hipersensibilidad durante un tiempo, a la luz.

En intervenciones tales como las cirugías de contorno corporal como las liposucciones, deben tratar de evitar la luz del sol directa durante el primer mes y llevar faja compresiva para disminuir la inflamación que puede presentarse en las zonas de intervención. En el caso del aumento mamario el postoperatorio suele englobar unas tres semanas y extenderse en caso necesario según criterio del especialista. Como es lógico en los primeros días y hasta las dos semanas de la intervención los pacientes deben evitar actividades que conlleven cargar peso así como elevar los brazos o los movimientos bruscos para facilitar la cicatrización.

aumento de pechos en marbella

Aumento de mamas en Marbella

Aumento de Mamas en Marbella: la operación de aumento a tu alcance.

Existen muchos motivos por  los que someterse a un aumento de pecho, y puede realizarse en tu localidad si es Marbella. Así es porque el Dr. Torres Corpas opera de aumento de mamas en Marbella.

Teniendo en cuenta los factores tanto físicos como psicológicos para el aumento de mamas podemos hablar de

Razones médicas:

Motivos como la aplasia y la hipoplasia mamaria, tanto relativa como congénita juvenil son motivos de intervención donde un aumento de mamas podría solucionar estos casos. Hablamos de casos médicos donde el pecho no se ha desarrollado bien o casi nada. Ni que decir tiene que este tipo de intervención tiene también una dimensión psicológica donde mejora el concepto de sí misma que tiene la paciente al ver que gracias a la intervención su figura y su femineidad se ven favorecidas.

Otro de los factores a tener en cuenta, en el ámbito físico son las consecuencias de los embarazos, aunque son un bello momento para la mujer que lo desea tiene también una repercusión física sobre el cuerpo, sobre todo dados los cambios y las necesidades del cuerpo en esos momentos y meses. Si se produce lactancia materna el pecho se puede resentir, desde los pezones a la aparición de estrías o que después del periodo lactante no queden con su forma anterior. Por ello una intervención de aumento de mamas en Marbella puede ser de ayuda. Entre las repercusiones posibles está que, tras el aumento que se produce en este momento del pecho, al descender la leche de las glándulas queden más fláccidos o su visión no sea percibida como igual de atractiva. Y una operación de pechos puede ayudar a devolver el aspecto, tanto física como en su dimensión de percepción psicológica por parte de la madre.

En el crecimiento de la mujer puede suceder que el crecimiento mismo del pecho no sea simétrico o de lugar a algunos crecimientos anómalos como las mamas tuberosas. Una operación de pecho puede corregir eso, además de poder aumentarlo en caso de que se desee mediante implantes de pecho para conseguir el tamaño y aspecto deseado.

 

Razones estéticas

La percepción de la belleza y la autopercepción puede llevar también a tener desear un aumento de pecho. Quizás porque se perciban pequeños, por alguna malformación o asimetría, la corrección mediante una operación de aumento de pecho en Marbella puede llevar a un beneficio psicológico de la paciente al sentir que gana confianza en sí misma al no sentirse sojuzgada por su aspecto

Este beneficio psicológico ayuda a ganar calidad de vida y de autopercepción que a veces se ven incrementados por la profesión, la vida o el aspecto social de la paciente.

También es cierto que los implantes han cambiado mucho, y cada vez, las interesadas, en este caso, encuentran más seguridad tanto en la intervención como en todas las dudas que los cirujanos plásticos y estéticos debidamente acreditados se ocupan de solventar y aclarar para reforzar esa seguridad y confianza.

La mastopexia, elevación de pecho

Una de las operaciones más demandadas es la mastopexia o elevación de pecho que, junto a la mastopexia de aumento.

Elevar el pecho caído en las mujeres es posible, a esta intervención se le denomina mastopexia y que no siempre tiene que ver con el aumento de pecho sino más bien con la corrección del pecho en sí.

 

Mastopexia: elevar el pecho caído

 

La elevación del pecho caído en las mujeres, mejor conocido como mastopexia se logra mediante la intervención quirúrgica bajo anestesia general. En muchas ocasiones la caída del pecho se debe al paso del tiempo y la pérdida de colágeno de la piel, a la lactancia o el embarazo. Esta operación puede, como hemos dicho, corregir este punto y darle un aspecto natural al pecho para hacerlo de nuevo rotundo y atractivo.

Luego de la intervención quirúrgica, es normal presentar hinchazón en el área y hasta molestias, esto debe alarmarle pues hasta una semana pueden presentarse estos síntomas, por esta razón, su médico debe recetarle calmantes, antiinflamatorios y antibióticos junto con un vendaje que luego será reemplazado por un sujetador deportivo, el cual debe usarse con regularidad tras la cirugía.

La intervención puede realizarse de forma periareolar cuando la mama es pequeña y poco caída, vertical en la que las suturas irán alrededor de la areola o en T Corta para colocar el pezón y la areola en una posición más elevada.

Como es de conocimiento popular, todos los cuerpos son diferentes, por lo que para llevar a cabo este tipo de cirugías es importante estudiar cada caso y una vez finalizada la intervención, siempre debe hacer su respectivo seguimiento, igual que seguir la recomendación del cirujano según la necesidad de cada paciente.

El resultado definitivo de este tipo de operación, tras una recuperación de 15 días, aproximadamente, se puede percibir a partir de los tres meses y las cicatrices desaparecerán, aunque al principio pueden verse rosadas, en una mejora progresiva desde las seis semanas.

Es importante que no se expongan al sol directamente y seguir las indicaciones y revisiones periódicas del cirujano plástico y estético para verificar la evolución del postoperatorio.

Por supuesto también es posible aprovechar la mastopexia para añadir una prótesis mamaria, redonda o anatómica, en función de lo que se decida.

blefaroplastia

Blefaroplastia 2020

Blefaroplastia en la actualidad.

El paso del tiempo y el discurrir de la vida dejan sus huellas en nosotros, y en ocasiones, como no, también en nuestro rostro.

Una zona susceptible de reflejar esa experiencia vital son los ojos, concretamente párpados y alrededores, donde pueden surgir profundas ojeras o incluso bolsas. Al efecto antiestético se le une que puede modificar nuestro gesto y nuestra expresividad sin quererlo nosotros.

La blefaroplastia es la intervención estética que arregla y repara esas imperfecciones, ese desgaste de la expresión en el rostro: caída de los párpados superiores, bolsas en ambos párpados… Una reparación que hace que desaparezca el gesto cansado y nos aporte una expresión mucho más vital.

Realmente la blefaroplastia consiste en una retirada del posible exceso de grasa o de piel que se encuentre en la zona afectada para adaptarla y regenerar el aspecto. Sin embargo no es esa cirugía que corrige las llamadas “patas de gallo”, que eliminan este tipo de arrugas; esa es otro tipo de intervención.

Para la intervención de blefaroplastia el cirujano encargado de la intervención vigilará ciertos antecedentes que puedan presentarse en el paciente como la alta tensión arterial, el desprendimiento de retina o glaucoma. También son investigados los antecedentes cardiovasculares en busca de enfermedades previas y las alteraciones del tiroides o la diabetes, que suman complejidad al caso puesto que son elementos de riesgo a la hora de decidir la intervención del paciente en este tipo de cirugía y sobre lo cual el cirujano encargado del caso se decidirá hacia una opción determinada.

Considerado este aspecto, el cirujano realizará la intervención. Cuando se presentan alteraciones en la zona superior de los párpados se procede a retirar, así como en las líneas de los párpados y bajo las pestañas inferiores. Se realiza a través de incisiones que no son apenas visibles.

El postoperatorio de la blefaroplastia tras la intervención, que suele entre una y tres horas y no requiere ingreso hospitalario, por lo común, puede presentar hematomas bajo los ojos que desaparecerán con el tiempo y los puntos serán retirados entre 5 y 7 días después.

Por supuesto tendremos que realizar un descanso obligatorio de la vista sin forzarla ni usar lentillas, pudiendo reincorporarse al trabajo en unos 10 días.

cirugía secundaria

Cirugía secundaria de mamas

La cirugía secundaria de mamas o también conocida como reintervención son intervenciones que suceden tiempo después de un aumento de mamas, mastopexia de aumento o también por problemas derivados de un mal resultado estético final e incluso complicaciones posteriores a la intervención.

Se trata de un reto quirúrgico que implica intervenir de nuevo la zona afectada para reparar el problema para conseguir mejorar tanto el aspecto final como las condiciones y garantías de saludo y estabilidad del aparte intervenida.

Tras un análisis en detalle de las necesidades de la intervención tomando como base los elementos que necesitan de reparación, el cirujano plástico y estético deberá revisar todos los puntos que debe tocar la cirugía para mejorar la situación actual. En este punto la experiencia del cirujano es esencial para saber cómo abordar la intervención, qué y cómo debe repararse y a través de esto, poder ofrecer el mejor resultado posible al paciente.

La cirugía secundaria no es una forma de desdeñar un trabajo anterior: se basa en ofrecer lo mejor al paciente para arreglar una intervención previa de modo que esté a gusto de nuevo con su cuerpo y con los resultados de la misma, además del impacto emocional y psicológico que un fallo o una mala consecuencia de dichas intervenciones puede tener, aliviándose así mediante la cirugía secundaria.

Por supuesto existen más tipos de cirugía secundaria que la de mamas: hay de lifting, rinoplastia, blefaroplastia, lipoescultura… Pero ciñéndonos a la derivada de las intervenciones de mamas, el cirujano examinará y planificará la intervención ciñéndose a lo que sea susceptible de ser mejorado y paliando los fallos de la intervención anterior o de las consecuencias de la misma.

La cirugía secundaria es exigente, el cirujano debe tener experiencia y conocer gran cantidad de técnicas para poder abordar con éxito la complejidad que suelen tener estas intervenciones por lo que esa experiencia es fundamental para alcanzar los objetivos deseados y poder aportar resultados no solo deseados sino necesarios para aplacar los fallos encontrados y que puedan corregirse mediante este medio.